Por un país de avispados

Queremos llegar al ideal de una ciudadanía activa.

Tradicionalmente alguien ‘avispado’ es visto como una persona capaz de salirse con la suya, sin importar si lo que hace va o no en contra de la legalidad. Sin embargo, esta concepción está cambiando gracias a El Avispero, una comunidad en que la participación y las causas comunes buscan llegar al ideal de una ciudadanía activa.

La idea nació hace cinco meses como una iniciativa del laboratorio de participación y movilización ciudadana para Colombia ‘Movilizatorio’. Lo novedoso es que se enfoca en crear lazos que vayan más allá de la virtualidad, para que las acciones no se queden en buenas intenciones sino que influyan en la toma de decisiones políticas en el país. El éxito ha sido tan grande que el jurado del premio Turner, compuesto por varios ganadores del Premio Nobel de la Paz, vio en esta iniciativa una acción concreta que promueve la paz y el desarrollo sostenible.

Juliana Uribe Villegas, su directora, explica cómo se puede construir una ciudadanía activa en nuestro país.

SEMANA SOSTENIBLE: En un país que suele huirle a la participación, ¿cómo fue posible unir a 24.000 ciudadanos que quieren transformar su realidad?

JULIANA URIBE VILLEGAS: Cuando les muestras a los ciudadanos que sus acciones sirven vas generando un vínculo y una confianza. Nosotros, con resultados palpables, hemos logrado que más y más personas se unan a la red. Nuestra apuesta es por un tejido y una agenda común entre las ciudades y la región, para lograr un modelo de desarrollo sostenible donde tengamos prácticas transparentes en todos los niveles, especialmente en la política.

Sin embargo, llegar a la cifra de 24.000 avispados no ha sido una tarea fácil en un país en el que la participación ciudadana y la confianza en las instituciones están en unos niveles escalofriantes. El auge tecnológico abrió una posibilidad para que las personas puedan reclamarles a las instituciones y alzar una voz de protesta sin necesidad de permanecer en el anonimato.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Qué acciones han logrado materializar?

J.U.V.: Son varias, pero podemos destacar la campaña de incidencia ‘El Voto, Mi Derecho’, en la que a través de una petición en línea logramos que muchos apoyaran una propuesta para que los colombianos en el exterior pudieran inscribir su cédula para el plebiscito por la paz. Gracias al inmenso apoyo instauramos una acción de tutela que fue fallada a nuestro favor. Así pudimos enviar la información a muchos colombianos en el exterior que pudieron ejercer su derecho a expresarse en las urnas.

La navidad pasada logramos que 50 miembros de nuestra comunidad llevaran 38 carrotanques de agua a La Guajira. La plataforma permitió que contáramos con el apoyo de la Fundación Agua y Vida por La Guajira.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Cómo enfrentan la falta de conexión a internet en grandes zonas de Colombia?

J.U.V.: En Colombia hay una penetración de smartphones del 80 por ciento, pero cuando nosotros hablamos de tecnología la entendemos como la forma más eficiente de comunicarse con las personas. Por eso hacemos campañas no solo a través de internet, también las desarrollamos en radio, radios comunitarias, mensajes de texto (sms) y nos ayudamos de herramientas ya creadas como Facebook y WhatsApp. Y no nos quedamos solo en eso, también realizamos conversatorios, talleres y conferencias. Si en determinadas zonas geográficas necesitamos salir a la calle, no dudamos en hacerlo.

SEMANA SOSTENIBLE: El Avispero se destacó entre 282 iniciativas que competían por el premio Turner a la transformación social, ¿cómo lo lograron?

J.U.V.: Lo que nos hace distintos es que en El Avispero logramos tener una comunidad diversa, que representa las diferentes edades, razas y orígenes. Además, hemos demostrado que podemos influir en el cambio de nuestro país. Yo creo que nos vieron como una respuesta concreta a problemas que afectan a la ciudadanía.

SEMANA SOSTENIBLE: El premio destaca las iniciativas que promueven la paz y el desarrollo sostenible, ¿cuál cree que es el principal aporte de El Avispero en esas áreas?

J.U.V.: Estamos trabajando con organizaciones de base en las regiones que tengan herramientas tecnológicas y capacidad para desarrollar sus propias campañas. Además, contribuimos al fortalecimiento de la sociedad civil a través del impulso a las nuevas formas de participación. Si desarrollamos esa capacidad, desarrollamos la ciudadanía activa.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿En qué planean invertir los 10.000 dólares del premio?

J.U.V.: Resulta curioso pero esa fue una de las preguntas del jurado y nunca dudamos en responder que los recursos los vamos a invertir con los jóvenes de las regiones. Específicamente en el Urabá antioqueño, Chocó, Cauca y Córdoba.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Hasta dónde llega El Avispero?

J.U.V.: En estos cinco meses nuestra red ya está en 18 ciudades del país y hay un trabajo importante con los colombianos en el exterior. Nos gustaría tener más avispados en regiones como Vichada, Vaupés y los Llanos Orientales.

SEMANA SOSTENIBLE: El final de 2016 fue todo un éxito, ¿cuáles son los planes para 2017?

J.U.V.: Los problemas a tratar este año ya los definió la comunidad y de ahí salieron tres que destacamos como los más importantes: el primero es construcción de paz; el segundo es corrupción, un 67 por ciento de la comunidad está preocupada por esto; y finalmente desarrollo sostenible, que abarca equidad de género, sostenibilidad ambiental y educación.

Fuente: Semana Sostenible

Más Noticias