El día que los Nobel de Paz conocieron El Avispero

Un día en la memoria para 25 mil ciudadanos.

Por Angela Serrano de @elavisperomov

Luego de asistir a la sesión sobre Paz y Educación en la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, y escuchar a Tim Dixon, director general de Purpose Europa, fuimos a un almuerzo de equipo, en lo que parecía un viernes más o menos normal. Sobre las3:15 pm recibí un correo de un remitente desconocido en el que se leía: “Felicitaciones, con un sin precedentes de 282 aplicaciones, nos complace informarle que su aplicación al Premio Turner por el Cambio Social ha avanzado a las finales”. Fue así como me enteré que debía presentar El Avispero www.elavisperomov.org,  frente al Comité Directivo del Secretariado Permanente para la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz. ¡Debía hablar en representación de 25.000 agentes de cambio!, y solo tenía cinco minutos para expresar cómo esta comunidad se ha organizado para hacer realidad la Colombia que imaginamos. Después de la emoción y la alegría colectiva inició una avalancha de consejos, tips, recomendaciones y datos importantes centrados en resumir qué hacemos, por qué lo hacemos y cómo queremos seguir creciendo.Llegamos a Corferias y minutos después nos encontramos con la persona que me envió el correo y las otras tres finalistas.  Me alegró el corazón ver que todas teníamos algo en común: somos mujeres jóvenes promoviendo el cambio junto a nuestras comunidades. Nos dieron las indicaciones logísticas del proceso de presentación, y luego nos enteramos que tendríamos la fortuna de presentar nuestras iniciativas antes los Laureados con el Nobel de Paz citados para esta edición de la Cumbre.

 

 

 

 

El asombro de presentar ante estos personajes que más que humanos parecen de otro planeta por el aura de propiedad, decisión y calma que los rodea es indescriptible. No veía la hora de hacer mi presentación y así poder volver a respirar con tranquilidad. De las cuatro finalistas fui la última en hablar, tenía los nervios de punta, sentía que transpiraba nerviosismo, pero también pasión. Inicié mi presentación en inglés declarando que al ser orgullosamente colombiana continuaría en español; valiéndome de todo lo que podía entregar, inicié agradeciendo la oportunidad, refiriéndome a mi rol de representante pues no estaba sola allí de pie con todas esas imponentes miradas sobre mí, yo era solo la representación de más de 25 mil personas que decidieron tomar acción, generar el cambio y luchar por sus ideales. Recuerdo sentir como el micrófono danzaba sobre el aire frente a mí con mi mano como único soporte, debo aceptar que tengo vagos recuerdos de lo que dije y el orden en que lo dije, pero sé que mi pasión por lo que hacemos todos juntos llenó la sala para darme el coraje que tanto necesitaba.

Recuerdo señalar a Jody Williams y citar una de las frases que dijo el primer día de la Cumbre: “get up from our colective butt”, para indicar que El Avispero promueve las acciones, las transformaciones y el trabajo duro que a todos nos corresponde al llamarnos ciudadanos. Sé que terminé mi presentación pidiéndoles que se unieran a nuestra comunidad e instándolos a construir la Colombia que imaginamos.

Al finalizar, las miradas de asombro, los aplausos, las sonrisas y hasta los chiflidos de los laureados presentes me devolvieron a la vida real. Llovieron felicitaciones para todas nosotras, abrazos, besos y fotos por doquier. El lugar estaba impregnado de felicidad, orgullo e inspiración.

Luego los laureados debían votar y elegir la iniciativa a premiar, pero ellos en medio de su emoción y alegría dejaron ver que no podían elegir una sola ganadora. Por lo cual, Lisa Pelleti propuso en medio de risas la división del premio en cuatro partes iguales, y todos estuvimos de acuerdo. Fue inevitable derramar lágrimas de emoción frente a tal reconocimiento, pues sabía que tras las puertas de aquel salón, me esperaban mis compañeras de equipo con anhelo, apoyo, alegría y orgullo.

De ese viernes, que resultó ser un día único en la vida, sé que han valido la pena  los esfuerzos, y el trabajo del día a día. Logramos retumbar una vez más en los oídos y corazones de muchos, y hoy tenemos la fortuna de ser una iniciativa ganadora del Premio Turner a la Transformación Social, que busca darle voz a aquellos que no saben cómo hacerse escuchar. ¡Únete a nosotros en www.elavisperomo.org y logremos juntos la Colombia que imaginamos!