La escuela dominical

Han sido 3 domingos que no he estado con los niños de la Escuela Dominical F1, y los extraño. Pero hoy estoy tan bendecida porque estaba rodeado por estos niños. Incluso la barrera del idioma no era un obstáculo para nosotros para tener una gran conversación. Aquí estoy con mi amigo coreano Hyunji, Juan David y los primos Daniella, Sofía y Valerie. Pueden olvidar lo que he dicho, pero espero que siempre recuerden el tiempo que pasamos juntos. ¡Un bendito domingo de verdad!