Un lider innato

En la mirada de Aldair se lee la pasión de un líder innato. Desde sus inicios, como personero del colegio Luis Carlos Galán Sarmiento en Carepa, demostró que nació para no pasar desapercibido y transformar realidades.

Como ningún otro en su municipio, él trabaja en cultura, deporte, recolección de basura, caminatas ecológicas, recuperación de los ríos, reconocimiento y protección de los derechos humanos e inclusión LGBTIQ. En parte, gracias a esto, Carepa dejó de ser un lugar violento para llenarse con la esperanza de los jóvenes, que, como Aldair, confían en el poder del cambio para impulsar a otros hacia un mejor camino. Como él mismo dice, “todos, en algún momento, nos caemos y cometemos errores”,  y él está allí como apoyo para los jóvenes que quieran empezar de nuevo.

 

 

Para Aldair, los jóvenes en Carepa “encontraron su voz y transmiten un mensaje de esperanza”, y,  aunque no ha sido fácil, siempre encuentran apoyo el uno en el otro para continuar este camino lleno de obstáculos y grandes recompensas tales como el ingreso a la Universidad de Antioquia de dos jóvenes que hoy en día siguen siendo inspiración para su comunidad.

Lo que sigue para este joven comprometido con la transformación es la finalización de sus dos carreras universitarias, y así aplicar todo su conocimiento en la que él define como la tierra más hermosa y con el mayor potencial. Quiere hacer lo que alguien una vez hizo por él: levantarlo y motivarlo a ser un modelo para los jóvenes en Carepa:

“Lo que quiero es liderar y apoyar a los chicos de esta región para que crean en sí mismos y mostrarles una forma diferente de hacer las cosas, demostrándoles de lo que son capaces sin importar su situación social y/o económica, pues el cambio está en nosotros”.